Reproducción en perros

 

El deseo sexual canino comienza a manifiestarse aproximadamente a las siete semanas de vida. Aún en esta etapa de cachorro, el juego que éstos presentan simulando montas define la conformación del comportamiento sexual de adulto, y son esenciales para su desarrollo.

Este comportamiento de monta en un adulto, no debe confundirse con las experiencias lúdicas (juegos) de los cachorros. En un adulto, esta conducta se tratará seguramente de un trastorno de comportamiento. Por supuesto, los machos que montan a otros machos lo ahcen simplemente para demostrar superioridad o jerarquía, y no es precisamente un problema de conducta.

En el caso de las hembras, éstas pueden montar a otras hembras por razones jerárquicas o bien por que están en celo, y es una manera de demostrarlo.


 

La pubertad

Alrededor de los dieciseis y los dieciocho meses de edad, en la mayoría de las razas caninas, llega la pubertad. Existen diferencias en los tiempos de maduración sexual, que en algunos casos puede deberse a factores climáticos relacionados con la época del año, peso del animal, alimentación y estímulos recibidos del entorno.

El aumento de hormonas masculinas en los machos, afecta su comportamiento. Su orina se vuelve con un olor más "adulto". Ya comienza a orinar levantando la pata. El deseo sexual en el macho, lo acompañará a lo largo de toda su vida, y es por eso que se le debe encausar para evitar conductas indeseables. En una ciudad, donde la población canina es importante, siempre existe alguna hembra en celo, y la sola presencia de su olor, genera la excitación en el macho, que debe en la mayoría de los casos cargar con la frustración de no consumar su deseo.


Las perras se consideran monoéstricas ya que tienen solo un celo por estación reproductiva. La pubertad (edad al primer celo) se alcanza 2 ó 3 meses después de haber alcanzado la altura adulta, es decir, luego de concluir la etapa de crecimiento, variable desde luego según la raza y animal. Las hembras de pequeñaa talla por lo anteriormente explicado, en general alcanzan la pubertad antes (5 ó 6 meses) que las de gran talla (10 a 12 meses).

La pubertad no es sinónimo de madurez sexual, este último término se refiere a la edad reproductiva óptima y se adquiere a partir del segundo o tercer ciclo estral (celo).

En la perra, la máxima performance reproductiva se mantiene hasta los 6 años aproximadamente, momento a partir del cual la fertilidad comienza paulatinamente a disminuir, aunque los ciclos estrales persisten durante toda la vida de la perra, no existiendo en ellas equivalente a la menopausia de la mujer.

En las hembras, la revolución hormonal les genera, habitualmente, dos períodos de celo a lo largo del año, y es en esa instancia cuando el deseo sexual se halla presente y puede aceptar la cruza o monta por parte del macho. La fecundidad es relativamente posible al año de vida.

Cabe mencionar que esto es solo una guía, variando mucho según el animal (raza, estado nutricional, sanidad, etc). Una perra vieja, (por ejemplo 10-12 años) debido a que en esta especie no existe menopausia, puede desde luego quedar preñada. Los riesgos de llevar a cabo esa gestación, sin embargo, dependen de su estado de salud general, producto de la edad.

 

s